BlogConoce la relación entre matemáticas y autoconfianza

https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2021/05/matemáticas-para-niños-y-autoconfianza.jpeg

La confianza en uno mismo y la autoestima son dos conceptos que caminan juntos y que son básicos en el desarrollo cognitivo infantil. Descubre cómo las matemáticas contribuyen a construir la autoconfianza de tu niño y fortalecer su autoestima. ¡Los desafíos serán una conquista!   Autoconfianza y matemáticas: yo puedo Mientras que la autoestima se cuantifica en qué...

La confianza en uno mismo y la autoestima son dos conceptos que caminan juntos y que son básicos en el desarrollo cognitivo infantil. Descubre cómo las matemáticas contribuyen a construir la autoconfianza de tu niño y fortalecer su autoestima. ¡Los desafíos serán una conquista!
 

Autoconfianza y matemáticas: yo puedo

Mientras que la autoestima se cuantifica en qué tanto se valora el niño, la autoconfianza establece cuánto cree en sí mismo. La primera se relaciona con el “sentirme bien” y la segunda con “hacerlo bien”.

En muchas ocasiones, la autoestima queda truncada porque no se establece un método eficaz para aprender primero a hacer las cosas bien, es decir, desarrollar una autoconfianza sana y fuerte en primer término.

Algunas investigaciones afirman que los sentimientos de autoestima y la felicidad se desarrollan como efectos secundarios de superar los problemas, vencer la frustración y efectuar las tareas con éxito. Esto lleva a la autoconfianza.

Un camino que quizás desconozcas para desarrollar y fortalecer la autoconfianza es aprender matemáticas.

Si eres padre de niños pequeños, quizás tengas dudas sobre el mejor momento para iniciarlos en el extenso mundo de las matemáticas. Puede que te hagas preguntas como «¿estaré perjudicando su niñez?» o tengas ideas del tipo “es muy joven para empezar a enredarlo con los números”. Estos pensamientos retrasan el comienzo de un proceso de aprendizaje altamente valioso.

La realidad es que las matemáticas son vitales para el desarrollo cognitivo, esto es, la capacidad para construir pensamientos ordenados y con sentido.

Cuanto más rápido tenga el niño contacto con las matemáticas, más herramientas tendrá para formar su personalidad y comprender el entorno en el que vive.

Las matemáticas desarrollan una lógica de pensamiento que sustenta el aprendizaje reflexivo, que es necesario para descubrir, interpretar y generar nuevos conocimientos.

Cuando estudian matemáticas, los niños ejercitan el formulamiento de hipótesis, la resolución de problemas o desafíos, concentración, creatividad, toma de decisiones, el equilibrio emocional y, por supuesto, la autoconfianza.
 

¡Bobby puede!

El libro de Martin E. P. Seligman cuenta la historia de Bobby, un niño de 18 meses de edad que, a pesar de los intentos de su madre para evitar que se escabulla al rincón de la sala, siempre lo logra.

Afortunadamente, ella se da cuenta de lo que hace tan llamativo ese rincón para el niño: el desafío que representa. En lugar de regañarle, ella recrea un espacio seguro que ponga a prueba las habilidades de Bobby para llegar a él.

Con las matemáticas pasa algo similar. Los niños pueden ver los problemas matemáticos como desafíos e imaginar las posibles formas de dominar la situación. Al final, la sensación de dominio es el crisol donde se forja la autoconfianza de los niños en edad preescolar y escolar.

Una vez que la autoconfianza se ha afianzado en el niño, esta genera nuevos éxitos. Las tareas y trabajos fluyen con facilidad, las dificultades se desechan y los niños parecen más receptivos al aprendizaje en general.
 

Construyendo con matemáticas

Los niños necesitan las matemáticas porque son una herramienta básica en su desarrollo intelectual, social y emocional.

Beneficios de las matemáticas:

  • Ayudan a la lógica del razonamiento ordenado.
  • Su aprendizaje desarrolla capacidades cognitivas como visualizar, modelar, representar y solucionar problemas. También fomentan la capacidad de conjeturar y reconocer procesos y estructuras.
  • Amplían el pensamiento intuitivo y construyen pensamiento deductivo y lógico.
  • Facilitan el sentido común, la capacidad de argumentación, el espíritu crítico y el trabajo en equipo.

El aprendizaje de las matemáticas influye para que el niño se sienta autónomo y valioso en la sociedad. También, el entorno social reconoce el conocimiento matemático y lo relaciona con los logros y aptitudes de orden superior.

Las matemáticas intervienen en el concepto que el niño construye sobre sí mismo y sus capacidades. ¡Ayúdalo a triunfar! ¡Enséñale matemáticas!

También te va a interesar: Relación entre las matemáticas y la música

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.