BienestarBienestarBlog¿Qué implica que los niños quieran una mascota?

noviembre 13, 2019by Fernanda Sarzosa
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2019/11/blog-foto-15noviembre.jpg

Es muy común, que a partir de los 3 años los niños empiecen a tener contacto con las mascotas de la familia, amigos o de los vecinos. De esta forma, nace su curiosidad por tener perros, gatos, pericos, tortugas e incluso hámsters. Sin embargo, los pequeños a esta edad no comprenden el nivel de responsabilidad...

Es muy común, que a partir de los 3 años los niños empiecen a tener contacto con las mascotas de la familia, amigos o de los vecinos. De esta forma, nace su curiosidad por tener perros, gatos, pericos, tortugas e incluso hámsters.

Sin embargo, los pequeños a esta edad no comprenden el nivel de responsabilidad que conlleva tener en casa una mascota, los pequeños se dejan llevar por el sentimiento de compartir tiempo con un amigo fiel, alguien con quien jugar y divertirse.

Definitivamente a esta edad, es imposible que los niños puedan hacerse cargo de un ser vivo, ya que es algo muy complicado, pero si los padres aceptan y consideran la idea de que sus hijos compartan tiempo y experiencias con una mascota; eso no impide que los niños puedan ayudar en varias situaciones y sobre todo en el cuidado.

¿Cómo pueden ayudar los niños?

Es de vital importancia, que los padres poco a poco vayan enseñando a sus hijos como es la convivencia con la nueva mascota y además inculquen tareas que les ayude a asumir un criterio de responsabilidad, a ser ordenados, a planificar y sobre todo a adquirir nuevos hábitos en casa. 

Son aspectos muy importantes, en los que deben trabajar duro los padres, ya que esto les ayudará a los niños a ser más pacientes, constantes, firmes, a no frustrarse por alguna tarea y a no abandonar alguna actividad ante el primer fracaso.

Estas son las tareas en las que el pequeño puede colaborar:

  • Alimentar a la mascota

El pequeño, ya puede hacer parte de su rutina, dar de comer a su mascota y establecer junto con sus padres una hora específica para dejar listo el alimento de su gato o perro, es una actividad muy simple que sin ningún inconveniente los niños pueden realizar.

  • El momento del baño

Los niños, pueden colaborar al momento de bañar a su mascota, pasando los artículos de limpieza, al secarle e incluso al peinarle.

  • Sacar a pasear a la mascota

Con la supervisión de un adulto, los pequeños disfrutarán de una experiencia inolvidable junto con sus padres y mascota, ya que llevarlo al parque es algo único, pues todos se divierten, comparten tiempo de calidad, realizan actividad física y como padres se puede aprovechar para crear conciencia en sus hijos.

Se debe explicar que es importante cuidar y respetar las zonas comunes del lugar al que se visite (por ejemplo, recoger los excrementos del animal para que otras personas no se sientan molestas o llevar al animal atado por la calle para evitar que otros pasen miedo).

Beneficios de tener una mascota

  • Cuando es tiempo de pasear al animalito, ya es una excusa para poder realizar divertidas excursiones en familia, planificar viajes y conocer lugares. 

Se disfrutará de inolvidables experiencias y además es excelente para que los padres puedan transmitir a los niños amor y respeto por la naturaleza.

  • Lo que varios médicos recalcan, es que se ha comprobado que los pequeños que conviven con mascotas son menos propensos a sufrir alguna alergia.
  • Al convivir con una mascota, los niños y los padres pueden comprender de mejor manera el respeto que merecen todos los animales.

Que los niños tengan una mascota, es algo muy bueno, siempre y cuando sea con la supervisión y apoyo de un adulto. En el caso de que los niños sean muy pequeños, lo ideal es iniciar esta etapa con una mascota pequeña, como un pez. Es decir un animalito que requiera poco mantenimiento para poco a poco educarlos en el respeto a los animales y sus cuidados.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.