BlogQué es la competitividad positiva en los niños

mayo 12, 2021by alohaecuador.com
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2021/05/desarrollo-cognitivo-infantil-y-competitividad-positiva.jpeg

Un niño que tiene un alto nivel de interpretación al leer en comparación con otros niños, que sabe expresar sus ideas de una manera clara y firme tiene una gran capacidad para resolver problemas es un niño competitivo. Desde la edad en la que el aprendizaje se afirma para toda la vida, él ya ha desarrollado habilidades que definirán...

Un niño que tiene un alto nivel de interpretación al leer en comparación con otros niños, que sabe expresar sus ideas de una manera clara y firme tiene una gran capacidad para resolver problemas es un niño competitivo. Desde la edad en la que el aprendizaje se afirma para toda la vida, él ya ha desarrollado habilidades que definirán su éxito.

La competitividad es la capacidad del niño para adquirir elementos de ventaja sobre otros niños.

Ahora bien, ¿sabías que existen dos tipos de competitividad? Una lleva al niño a alcanzar objetivos y adquirir habilidades con el propósito de recibir halagos y atención. Este es el tipo de competitividad que no necesitamos fomentar, pues llevará al niño a valerse de cualquier medio para alcanzar la tan anhelada atención, así tenga que renunciar a los principios morales que en su etapa de desarrollo solo está comenzando a aprender.

Por otro lado, tenemos la competitividad positiva; mediante la cual el niño se ve a sí mismo como el sujeto a superar y no a los demás. Esta competitividad se centra en que el niño aprenda la importancia del esfuerzo por superar sus límites y ser cada día mejor; que ganar no significa ser el primero, sino aprender de los errores. También consiste en saber usar inteligentemente las oportunidades del entorno para crear y construir nuevos conocimientos.

Desde la edad temprana, debes estimular la competitividad positiva usando estrategias que impulsen el desarrollo cognitivo infantil, a través del cual el niño aprenderá de las experiencias vividas y establecerá procesos mentales para la creación de patrones de conducta.
 

¿Cómo impulsar la autosuperación en los niños?

Como mencionamos, la ruta para fomentar la autosuperación en el niño son los procesos mentales guiados por experiencias cotidianas con las que lo ayudaremos a desarrollar su inteligencia emocional. Para ello, necesitaremos de las siguientes estrategias.

También te va a interesar: Beneficios de la autoconfianza de los niños que debes conocer

 

Autoconocimiento y autoaceptación

Enseña a tu hijo a conocer sus debilidades y a aceptarlas partiendo de la teoría de que puede fortalecerlas o mejorarlas. De igual manera, resáltale las habilidades que posee. Esto hará que aprenda a centrar su atención en lo bueno de sí mismo, a la vez que se esforzará por superar sus propias debilidades pero sin sentirse menos por tenerlas.
 

Premia su esfuerzo, no sus victorias

Todos alguna vez hemos sido premiados al ganar, lo que nos enseñó que lo fundamental es siempre ser los primeros. Sin embargo, aunque este enfoque busca motivar al niño a dar lo mejor de sí, también le hace creer que únicamente es bueno si queda en el primer lugar. Así que procura aplaudir el esfuerzo de tu hijo y hazle ver lo orgulloso que estás de que no se haya conformado y haya puesto su empeño por alcanzar un objetivo. Bajo esta perspectiva, el niño será más proclive a intentar cosas nuevas y aprender en el proceso de forma fácil, pues no habrá factores estresantes que impidan su correcto aprendizaje
 

Impúlsalo a pensar en soluciones

Los niños, a temprana edad, suelen experimentar sentimientos de frustración que pueden terminar en rabietas. El padre no debe castigar la rabieta de un niño, sino ayudarle a comprender su propio sentimiento y enseñarle a gestionarlo. Lo primero es mostrarle que está bien lo que siente. Tienes que llevarlo a exteriorizar el sentimiento a través de la comunicación verbal. Por último, motívalo a que piense en una solución para el problema que se ha ocasionado.

Recuerda: haz que un niño aprenda a superarse, porque solo así será un adulto funcional. La competitividad positiva es beneficiosa y una parte importante del desarrollo de un niño.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.