Familia ALOHAPor qué terminar los 3 años en ALOHA Mental Arithmetic

junio 7, 2019by admin
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2019/06/b2e091fe-c219-47f9-9a75-437a79dcbd37.jpg

Para obtener una licencia de conducir debes realizar un curso que dura de uno a tres meses y al final hacer bien la prueba teórica y práctica. Sin embargo, obtener este documento que te permite manejar legalmente un automóvil, no te hace un experto. Si dejas de practicar, lo más seguro es que te olvides....

Para obtener una licencia de conducir debes realizar un curso que dura de uno a tres meses y al final hacer bien la prueba teórica y práctica. Sin embargo, obtener este documento que te permite manejar legalmente un automóvil, no te hace un experto.

Si dejas de practicar, lo más seguro es que te olvides. Y seguro conoces muchas historias de amigos y familiares que obtuvieron su licencia, pero después de un buen tiempo, cuando quisieron conducir un auto, fueron incapaces de hacerlo.

Es así. Por más que hayas aprendido la técnica, si no practicas lo suficiente, lo más probable es que no logres dominarlo y retomarlo en cualquier momento. Solo la constancia y la disciplina te dan esa seguridad y te hacen experto.

Así también sucede con los estudiantes de ALOHA Mental Arithmetic. En los primeros tres niveles que dura el primer año de estudios, ellos empiezan a aprender a utilizar el ábaco soroban para hacer operaciones aritméticas básicas, incluso cálculos mentales.

A la par que aprenden la técnica del ábaco y practican con otras herramientas lúdicas como las flash cards, los niños ALOHA desarrollan poco a poco la capacidad de escucha, observación, visualización, además de análisis, memoria fotográfica, orientación espacial y otras habilidades.

Que el niño ALOHA interiorice los beneficios para toda la vida

En los tres primeros niveles, los niños ALOHA recién aprenden a manejar el ábaco soroban. En total, esta herramienta milenaria de la cultura asiática tiene 34 fórmulas.

Después de culminar los dos primeros niveles, en el tercero los estudiantes practican y refuerzan lo que aprendieron. Además, comienzan a trabajar con centenas.

Desde ese momento el niño tiene grabado el ábaco en su cerebro. También ha construido las fórmulas y los movimientos.

Del cuarto nivel en adelante empieza lo más avanzado, pero también es el momento en que interioriza más lo que ha aprendido. Es entonces cuando los estudiantes comienzan a ver los trucos para las raíces cuadradas, divisiones, fracciones y hasta potenciación.

Desarrollo de neuronas

Para aprender a manejar todas las fórmulas se necesita disciplina y constancia. Por esta razón es necesario que los padres de familia entiendan que ALOHA Mental Arithmetic no es un extraescolar donde los niños van para aprender “algo más” después de clases.

Nuestro proceso de aprendizaje es como en una escuela. Si bien no es un requisito educativo que exige el sistema, nuestro programa da a los niños las herramientas idóneas para poder asimilar cualquier información que obtenga. Esto se da porque el método y técnicas que se utiliza en el programa desarrolla los dos hemisferios del cerebro: izquierdo y derecho:

  • El izquierdo piensa en palabras y números (lenguaje).
  • El derecho, en imágenes. Es más abstracto. Por eso se le atribuye el lado creativo.

Por este motivo, la vinculación tanto del padre como la madre es muy importante. Depende mucho de la constancia de ellos para que el niño avance en el proceso y no retirarlo cuando se están desarrollando las neuronas y el tejido de estas. Hacerlo es como iniciar la construcción de un edificio y dejarlo a medias.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.