Blog5 Incentivos para motivar a los niños a mejorar su aprendizaje

marzo 12, 2021by alohaecuador.com
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2021/03/incentivar-y-mejorar-el-rendimiento-escolar-de-los-niños.jpeg

Motivar a los niños a mejorar su aprendizaje parece ser una tarea titánica, especialmente si no tenemos conocimientos pedagógicos. Es en esta etapa cuando los padres y maestros deben buscar la mejor manera de incentivar a los niños para un mejor rendimiento en la escuela.   Motivación y aprendizaje Cada niño ve al mundo que los...

Motivar a los niños a mejorar su aprendizaje parece ser una tarea titánica, especialmente si no tenemos conocimientos pedagógicos. Es en esta etapa cuando los padres y maestros deben buscar la mejor manera de incentivar a los niños para un mejor rendimiento en la escuela.
 

Motivación y aprendizaje

Cada niño ve al mundo que los rodea como algo novedoso y lleno de aventuras que desean explorar. Estos deseos de aprender deben ser incentivados por padres y maestros para estimular la curiosidad y creatividad de nuestros hijos.
 

Incentivos para mejorar el aprendizaje de nuestros niños

La motivación en el aprendizaje infantil es esencial. Es importante que los niños vean el aprender como algo divertido, sencillo y emocionante que disfrutarán.

Para lograr los mejores resultados, debemos tener en cuenta algunos aspectos que pueden incentivar y mejorar su rendimiento escolar, los cuales exponemos a continuación:
 

1. Expectativas adecuadas

Debemos hablar con nuestros hijos sobre las asignaturas que más le gustan y en las que tiene mejor rendimiento. Una charla donde lo escuches con interés para conocer sus expectativas y además le expreses tu opinión.

Es importante que fomentemos sus talentos e intereses. Tal vez tu hijo lo que más disfruta es la clase de pintura, o el deporte. Trata de reforzar esos talentos y ellos se motivarán y tendrán un mejor rendimiento escolar.

Establece una conexión con el maestro de tu hijo. Será el mejor aliado con quien hablar sobre las expectativas de ambos.

A medida que tu hijo va avanzando en sus estudios, sus intereses irán cambiando junto con sus expectativas.
 

2. Enseña a tu hijo a fijar metas propias

El tener objetivos que alcanzar cada día, le ayudará a estar más motivado y a trabajar con esfuerzo y dedicación para lograrlos.

  • Las metas deben ser razonables: Nunca deben estar por encima de los conocimientos y habilidades que el niño aún no ha llegado a desarrollar.
  • Metas concretas y específicas: Establecer horarios y métodos para alcanzar cada objetivo, como por ejemplo dedicar 30 minutos diarios a repasar alguna de las asignaturas.
  • Anotar y medir las metas: Será un reto motivador y hasta divertido para tus niños, por ejemplo, encontrar recordatorios de sus tareas en lugares visibles de tu casa.

Una vez trabajada la meta del día nos sentaremos a hablar con ellos sobre la actividad y cuantificamos los logros para asegurarnos de su progreso.
 

3. Fomentar la confianza en sí mismos

Cuando nuestros niños se sienten amados, protegidos y respetados como seres individuales, su autoconfianza crece, haciéndolos más fuertes y más motivados para alcanzar sus objetivos.

Un niño con fortaleza interna estará mejor preparado para afrontar las adversidades y tener la capacidad para resolverlas aprovechando sus conocimientos y pensamiento racional. Podrá darse cuenta de que los errores son oportunidades para aprender.
 

4. Ambiente adecuado para el estudio

Debemos asegurarnos que nuestros hijos tengan un lugar adecuado en casa, con buena iluminación y tranquilidad para el estudio. Establece el horario para hacer las tareas, tenemos que facilitar todas las herramientas que estén dentro de nuestras  posibilidades y  ayudarles, pero recuerda que nunca debes hacer sus tareas en su lugar.

Es importante tener conocimiento de las asignaturas está estudiando tu niño y las tareas y deberes que debe hacer para poder motivar y alcanzar un mejor rendimiento.

 

Te va a interesar: ¿Cómo motivar a tus hijos a estudiar?

 

5. Alentar para motivar

Es mucho más efectivo alentarlos que elogiarlos. Cuando decimos a nuestros niños lo mucho que confiamos en ellos y que los apoyaremos para alcanzar sus metas, se sentirá motivado y seguro.

Debemos alentar, guiar y motivar a nuestros hijos, aunque los resultados de su desempeño no haya sido el esperado. Se motivará a corregir los fallos y cambiar el método para que la próxima vez tenga un mejor resultado.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.