BienestarBlogEntrenamiento Cerebral para un niño de cinco años

agosto 16, 2019by admin
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2019/08/entrenaimento-cerebral-nino.jpg

Llega a su casa Juan Alejandro, de apenas cinco años recién cumplidos, muy atribulado y con claras señales de cansancio en su mirada, luego de una jornada de cinco horas de clases en la escuela en que le han inscrito para que curse su primer grado de educación primaria. Le adelantaron su ingreso a este...

Llega a su casa Juan Alejandro, de apenas cinco años recién cumplidos, muy atribulado y con claras señales de cansancio en su mirada, luego de una jornada de cinco horas de clases en la escuela en que le han inscrito para que curse su primer grado de educación primaria.

Le adelantaron su ingreso a este primer grado ya que, por sus dotes especiales para “aprender”, con cuatro añitos sabía leer y escribir, memorizaba número  de uno y dos dígitos con facilidad, sumaba y restaba como un experto, cantaba ocho canciones a la perfección y balbuceaba unas cuantas palabras en inglés sabiendo, además, sus respectivos significados.

¿Qué ha pasado con Juan Alejandro? 

Si ha mostrado dotes que lo ponen fuera de lote… ¿A qué se puede atribuir su cansancio y su tribulación ahora que ha dado un gran salto desde su ambiente de EDUCACIÓN INICIAL (signado por el juego y la creatividad) al ambiente rígido y repetitivo de la educación primaria (que se caracteriza en su “nueva escuela” por la práctica pedagógica de hace más de treinta años)?

La respuesta la encontramos en la misma pregunta cómo pueden haberse dado cuenta.

¡ES QUE MI HIJO ES UN GENIO!

Y por aquí comienza, muchas veces, la tragedia de un niño. Cuando sus padres comienzan a catalogarlo de “genio” y lo atiborran de actividades para que sea más genio:

  • Clases de música
  • Práctica de Karate
  • Complemento de computación una tarde a la semana
  • Ajedrez con su abuelo cuatro noches al mes
  • Inglés avanzado fuera de la escuela
  • Boy Scout los sábados
  • Concierto clásico los domingos
  • Más todas las tareas diarias de la escuela que debe realizar en casa

O, como en el caso de Juan A., le adelantan el grado y le interrumpen el disfrute de una etapa y de un contexto que le resultaba estimulante, motivador, sabroso. 

Hay quienes incluso no se conforman con la lista de la genialidad o el adelanto de grado por separado, sino que hacen ambas cosas a la vez con sus hijos “genios”: los someten a la lista de la genialidad y mueven cielo y tierra para que les adelanten grados. No escuchan las recomendaciones de los docentes, ni de los especialistas ni de los psicopedagogos.

¿Y ENTONCES QUÉ HAGO SI MI HIJO ESTÁ FUERA DE LOTE?

Lo primero y más importante a considerar en un niño cuando vamos a trabajar en el desarrollo integral de su cerebro es comprender a cabalidad el significado, y todas las implicaciones, de su edad.

Hagamos este ejercicio de aproximación: ¿Qué es un niño de cinco años? Comenzar por aquí es la clave.

Luego de saber y entender su edad, mirar alrededor de este niño y valorar, analizar su contexto, dónde vive, con quiénes interactúa diariamente, cuál es la cultura influyente en la que está inmerso, qué nos dice su historia familiar y en qué condiciones psicológicas se encuentra.

En términos generales del desarrollo biológico, familiar, cultural y psicológico de un niño de cinco años en América Latina nos podemos permitir esta aproximación conceptual apoyándonos en modelos teóricos contemporáneos de la neurociencia y de la neuropedagogía:

Un niño de cinco años aún está en la construcción orgánica de su neocorteza, es decir, de su hemisferio izquierdo y de su hemisferio derecho.

¿QUÉ TIENE MÁS DESARROLLADO O MÁS TERMINADO UN NIÑO A LOS CINCO AÑOS DE EDAD?

Su Cerebro Básico o Reptil y su Sistema Límbico. Sin más ni menos. Una visita superficial a Wikipedia nos ubicaría rápidamente en la identificación y caracterización de estos componentes del cerebro humano.

Diríamos entonces, y poéticamente hablando, que un niño de cinco años es un hermoso y juguetón “elefante” gigante con un corazón en cada una de sus orejas. Es acción y emoción puras. Esencialmente.

Un entrenamiento cerebral para este niño debería centrarse, de acuerdo a estos “descubrimientos” de la neuropedagogía, en las habilidades y destrezas propias del cerebro de la acción y del cerebro de las emociones más que en su Neocorteza (que es su cerebro de la razón, la intuición y la imaginación).

Desde estos “descubrimientos” se desprenden infinidad de cuestiones que requerirán tiempo de estudio, paciencia investigativa, mucha ética, responsabilidad y, por supuesto, mayores explicaciones y mayores fundamentaciones.

Para orientar un primer bosquejo de entrenamiento cerebral en nuestro niño de cinco años hay que basarse en:

  • El juego.
  • La alegría.
  • El movimiento.
  • El disfrute.
  • La consideración y estimulación de los cinco sentidos (especialmente del olfato, del gusto y del tacto).
  • Las manualidades. Actividades que impliquen el uso de las manos.
  • La acción por encima de la teoría.
  • Actividades al aire libre.
  • El ejercicio físico.
  • La respiración.
  • Prácticas deportivas como: natación, bicicleta o patinaje sin criterios competitivos.
  • El teatro más que la música.
  • La recreación.
  • Los paseos o excursiones.
  • El baile.
  • La pintura libre.
View this post on Instagram

¡ÉXITOS A LOS CAMPEONES ECUATORIANOS! ?? La delegación ecuatoriana que participó en el Campeonato de Aritmética Mental a nivel Internacional en Guangzhou, China, obtuvo 10 premios entre gran campeones, campeones, primeros, segundos y terceros lugares en las diferentes categorías. En este gran evento internacional, nuestros representantes ecuatorianos compitieron con alrededor de 700 alumnos de 16 países (Indonesia, Uzbekistán, México, India, Rusia, Camboya, Portugal, Bangladesh, Panamá, España, China, Irlanda, Croacia, Malasia, Ecuador y Filipinas) y todos con el objetivo de resolver con el menor número de fallos, 70 cálculos aritméticos en un tiempo límite de 5 minutos. Los alumnos participantes, resolvieron los cálculos utilizando el ábaco japonés de manera mental, ya que con práctica no requieren utilizarlo de manera física, sino que logran visualizarlo. Técnica aprendida en el programa ALOHA Mental Arithmetic. Según datos oficiales del campeonato, los ganadores son los siguientes: -Gran Campeón Emily Norelle Camacho Rivera [Michelena] -Gran Campeón Miguel Angel Camana Porras [Ambato] -Campeón Carlos Francisco Camana Porras [Ambato] -Primer Lugar Domenica Valentina Vidal Uguña [Cuenca] -Primer Lugar Luis Antonio Rivadeneira Ruiz [Ceibos] -Segundo Lugar Josue David Crespo Castillo [Azogues] -Tercer Lugar Cristian Nicolas Cabrera Mendieta [Cuenca] -Tercer Lugar Roberto Gabriel Cayetano Dominguez [Libertad] -Tercer Lugar Julian Manuel Tafur López [Centenario] -Tercer Lugar Christhina Salet García Badillo [Centenario]

A post shared by Aloha Mental Arithmetic (@alohaecuador) on

La lista anterior no es para que se realice todo a la vez ni para negar actividades que contribuyan también con el desarrollo paulatino y muy progresivo de su Neocorteza. Pero sobre lo que hay que llamar la atención una y mil veces: Tenemos que trabajar con lo que ya está orgánicamente consolidado entre los cinco y los seis años si estamos con niños en estas edades: Cerebro Básico y Sistema Límbico.

La Neocorteza complementa su proceso de construcción orgánica entre los seis y los siete años de edad. Luego la tapa craneal se sella y comienza la maduración de esta Neocorteza entre los doce y los trece años de edad. ¿Entonces para qué adelantarle procesos o forzarlo con actividades que no le son inherentes?

Juan Alejandro estaría mejor definitivamente en su ambiente de EDUCACIÓN INICIAL. Allí el entrenamiento cerebral está más acorde a su edad, a sus intereses y necesidades.No es un capricho que insistamos en el juego como la actividad más importante de un niño a los cinco años de edad. De toda la lista del entrenamiento planteado aquí el juego es la prioridad. Más adelante fundamentaremos esto con profundidad. Por los momentos podemos concluir así: Si conocemos y comprendemos el significado de cada edad de un niño, si investigamos y aplicamos todo lo que requiere neurocientíficamente un niño nuestro mundo no tendría excepcionales genios sino multitudes de ciudadanos mentalmente sanos, felices y brillantes.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.