BienestarBienestarBlogEl desarrollo de la memoria de los niños

febrero 5, 2020by Fernanda Sarzosa
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2020/02/5-FEBRERO-BLOG.jpg

La memoria les permite a los niños recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos y todo tipo de estímulos que han ocurrido. Aunque el hipocampo es la estructura cerebral más relacionada con la memoria, no se puede localizar los recuerdos en un punto concreto del cerebro, sino que implica una gran cantidad de áreas cerebrales....

La memoria les permite a los niños recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos y todo tipo de estímulos que han ocurrido. Aunque el hipocampo es la estructura cerebral más relacionada con la memoria, no se puede localizar los recuerdos en un punto concreto del cerebro, sino que implica una gran cantidad de áreas cerebrales.

La memoria acompaña a los niños desde que son muy pequeños y poco a poco se desarrolla, para convertirse en uno de los instrumentos más importantes en las diferentes actividades de su vida. Pues generalmente se obtiene recuerdos a partir de los 3 años de edad, al mismo tiempo que se empieza a hablar.

En esta etapa, de igual manera se empiezan a desarrollar la concentración y la atención, por lo que con la ayuda de los padres de familia, su escuela y actividades en casa se podrá estimular y ejercitar la mente de los pequeños. De esta forma tanto atención, como concentración y memoria se perfeccionarán con los años.

La memoria infantil

La capacidad de memorizar tiene mucho que ver con el desarrollo de la observación y la atención, por lo que los sentidos de la vista y el oído cobran especial importancia entre los 3 y los 6 años, ya que son las dos vías de entrada más importantes para estimular la memoria de los niños. 

La mayoría de ejercicios de estimulación que se proponen para el aprendizaje memorístico en esta etapa, buscan que el niño tome conciencia de lo que ve y oye, para que así pueda recuperar después esa información cuando desee.

Trabajar en la memoria de los pequeños, les ayudará por el resto de su vida.

¿Cómo ayudar a ejercitar la memoria de los niños?

En casa

Ayudar a los pequeños en casa, es muy sencillo, ya que además de fomentar rutinas para poner a trabajar y fomentar su memoria, se va a crear un lazo especial entre padres e hijos.

La rutina diaria, es clave para el aprendizaje memorístico, el orden y la disciplina. 

Se debe acostumbrar a los niños a cumplir con un horario establecido, a repetir de manera constante las acciones que realiza; así se ayuda a desarrollar la memoria en cualquiera de las fases de crecimiento en las que se encuentre.

Los pequeños deben ir a dormir siempre a la misma hora y de la misma forma, cantándole esa canción infantil o narrándole ese cuento que tanto le gusta, no cabe duda que le favorecerá en gran medida.

Los padres podrán notar que el pequeño empieza a recordar todas estas actividades, incluso antes que los adultos. Preguntas como: ¿Es hora de ponerme pijama? o ¿Es la hora de mi cuento favorito?, son indicios de que el pequeño está respondiendo muy bien y que su memoria no falla.

Al estudiar 

Cuando se asocia un aprendizaje nuevo con un anterior, la retención es mucho mejor.  Recitar las tablas de multiplicar con una melodía, aprender poemas, o deletrear palabras complejas con una canción, les ayudará a retener en su memoria información valiosa de una forma más lúdica e interesante.

De ahí que algunos maestros, prefieren usar gráficos al momento de enseñar, cuadros resumen, mapas conceptuales, sinópticos, palabras clave; de esta forma hay chicos que con una repaso lo saben todo.

El orden

A los niños, les resulta más fácil aprender y retener  la información que viene organizada jerárquicamente en categorías. Por ejemplo, la clasificación de animales, plantas, frutas, etc.

Es más eficaz distribuir una actividad en varias sesiones. Para los pequeños, es más efectivo aprender algo en varios días que en uno solo.

Poner a prueba la memoria

La forma habitual de poner a prueba la memoria es a través de dos tipos de tareas: la de recuerdo y la de reconocimiento. El niño puede recordar una poesía que ha aprendido y reconocer la figura de un cuadrado entre otras formas geométricas.

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.