BlogDisciplina o flexibilidad: cómo encontrar el equilibrio

https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2021/05/disciplina-y-flexibilidad-en-el-desarrollo-cognitivo-infantil-.jpeg

¿Tienes dificultad para encontrar el equilibrio entre la disciplina y la flexibilidad al educar a tus hijos? Es posible lograr este objetivo para favorecer el desarrollo cognitivo infantil. Te invitamos a conocer los motivos por los que es necesario esforzarse y algunas recomendaciones para conseguir ese equilibrio.   ¿Es posible encontrar el equilibrio entre la disciplina...

¿Tienes dificultad para encontrar el equilibrio entre la disciplina y la flexibilidad al educar a tus hijos? Es posible lograr este objetivo para favorecer el desarrollo cognitivo infantil. Te invitamos a conocer los motivos por los que es necesario esforzarse y algunas recomendaciones para conseguir ese equilibrio.
 

¿Es posible encontrar el equilibrio entre la disciplina y la flexibilidad?

Algunos padres suelen encontrar dificultades para criar a sus hijos. Saben que necesitan ser educados, pero los sentimientos y hasta los recuerdos de maltratos sufridos en la infancia pueden frenarlos de aplicar disciplina.

El peor error que se puede cometer es tolerar las malas acciones del pequeño. Si no se le corrige cuando haga daño a otros, pensará que todo mundo tiene la obligación de soportar su comportamiento indebido. Cuando llegue a adulto, se meterá en problemas y no será capaz de asumir la responsabilidad de sus actos.

Los pequeños son capaces de aprender valores y buenos hábitos sociales. Con la firmeza debida y el amor suficiente, el niño podrá aprender a convivir con otros y a respetarlos. Tu buen ejemplo será fundamental.

Los niños aprenden con estímulos. Por lo tanto, podrás aprovechar este factor para la crianza de tu hijo y motivarlo a comportarse correctamente.
 

¿Cómo encontrar el punto exacto entre ambos mundos?

Si aplicas estos consejos, verás que será menos frecuente la necesidad de castigar a tu hijo. El pequeño aprenderá a comportarse, entenderá que lo amas y que buscas su bienestar.
 

Sustituye las negativas por afirmaciones

En el lenguaje de los padres es común escuchar frases como: «Si no te portas bien, no iremos a jugar al parque». El pequeño identifica lo que no debe hacer, pero no le das una razón para hacerlo. Podemos cambiarlo por condiciones afirmativas como: «Si te portas bien, iremos a jugar». Además de dar una instrucción, también ofreces un premio.
 

Establece reglas que tú también respetes

Los niños pequeños pueden aprender a respetar las reglas de la casa, no les causarás ningún daño si le enseñas a lograrlo. Pero el que tú mismo las respetes es fundamental. Por ejemplo, si pretendes que el niño no le grite a alguno de los padres o a sus hermanos, debes hacer lo mismo.

Cuando aplicas las reglas, podrás decirle a tu hijo con total seguridad: «¿Acaso ves que nos gritamos entre nosotros? Tú tampoco debes hacerlo«. La firmeza no da opción a que el niño escoja ofender a otros, de lo contrario habrá consecuencias.
 

Incluye los buenos hábitos en sus juegos

Los niños suelen encariñarse con sus juguetes y pueden asignarles roles. ¿Podrías aprovechar esta situación para enseñar buenos hábitos a tus hijos? Sí.

Por ejemplo, si tu hijo sacó todos sus juguetes y los tiene distribuidos en la sala, puedes jugar con él un poco antes de la hora de guardarlos. Una vez que llegue el momento de limpiar el lugar, puedes decirle: «Tus juguetes están cansados, ¿te parece si los llevamos a su casa a descansar?«. El niño asumirá que es momento de dejar en orden todo.
 

Mejor comportamiento implicará mayor recompensa

Cuando tu hijo esté a punto de llegar a la pubertad, podrás brindar más libertad, si es que ofrece sentido de responsabilidad. Entenderá que las buenas acciones traen recompensas a futuro.

Por ejemplo, si ha cumplido con sus responsabilidades escolares, exprésale tu satisfacción y orgullo. Pero también ofrece opciones de libertad: «¿Quieres invitar a tus amigos a la casa a jugar videojuegos? ¿Qué lugar te gustaría para salir este fin de semana?».

Tu hijo será un adulto responsable y exitoso. Tú puedes ayudarlo a alcanzar sus sueños, al fomentar su desarrollo infantil siendo flexible, pero firme cuando exista la necesidad de disciplinarlo.

También te va a interesar: ¿Cuál es el impacto positivo de las clases virtuales en los niños?

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.