BienestarBlogAPLICAR CORRECTAMENTE LA CREMA SOLAR A TUS NIÑOS ES IMPORTANTE

febrero 15, 2019by Robin Mendoza
https://alohaecuador.com/wp-content/uploads/2019/02/aloha-ecuador-playa-guayaquil.jpg

“El mismo protector no sirve para toda la familia, bebés y niños necesitan protectores específicos adecuados a su piel”.

La piel de bebés y niños es muy sensible al efecto de la radiación solar y debemos tener en cuenta que suelen pasar bastantes horas expuestos al sol, no solo durante las vacaciones, también durante todo el año en la hora del recreo, mientras juegan en el parque o cuando practican algún deporte al aire libre.

Saber cuándo y cómo debe aplicarse el protector solar y qué cantidad de crema es la necesaria, se convierte en la base para que jugar al sol no sea un grave problema de salud a futuro.

Ya que las quemaduras solares provocan importantes daños, pero las que se sufren durante la infancia aumentan la probabilidad de padecer cáncer en la piel en la edad adulta.

¿CÓMO APLICAR LA CREMA SOLAR?

A veces es difícil saber en qué zonas se ha aplicado o no el producto cuando hay que ir corriendo detrás del niño con el envase en la mano. Algo que puede servirte de guía para no olvidar ninguna zona es aplicar el protector solar a los niños por partes.

Empieza por el torso y la espalda, sigue por los brazos y las manos, después por las piernas y los pies (recuerda el empeine y la planta), y por último aplícalo en la cara, sin olvidar el cuello y las orejas.

Por otra parte, casi tan importante como el dónde, es la cantidad de protector solar que se utiliza. Si no se aplica la cantidad necesaria es como si se estuviera utilizando un filtro de índice menor. Por ejemplo, los protectores infantiles acostumbran a tener un índice 50+, si no lo aplicas en cantidad suficiente, es como si utilizaras un índice 15 o 20.

Para que sirva de guía, la cantidad de filtro solar que solemos aplicarnos por norma general es sólo una tercera parte del que en realidad deberíamos utilizar.

¿CUÁNDO APLICAR EL PROTECTOR SOLAR?

Más o menos media hora antes de salir de casa es cuando se debe aplicar la crema solar, siempre sobre la piel bien seca.

Es necesario este intervalo de tiempo para que los filtros químicos que incorporan los protectores puedan absorberse correctamente antes de que la piel empiece a sudar por efecto del calor y puedan actuar de forma eficaz.

Debe repetir siempre la aplicación cada 2 horas porque pasado este tiempo la protección disminuye.

Repite también la aplicación después de largos baños, intensas sudoraciones o después de secar la piel frotando una toalla.

OTROS CONSEJOS

No utilices cremas solares del año anterior. Es probable que el producto se haya degradado y el índice de protección sea menor al que indica el envase.

El mismo protector no sirve para toda la familia, bebés y niños necesitan protectores específicos adecuados a su piel.

El protector no debe olvidarse aunque esté nublado, ya que también existe riesgo de quemaduras.

Procura evitar las horas de máxima intensidad solar, entre las 12h00 y las 16h00 de la tarde. Y por último, no te olvides de cubrir la cabeza del niño con algún sombrero o gorra, proteger sus ojos con gafas de sol homologadas y ofrecerle abundante agua con frecuencia.

¡Visitános y Sorpréndete!
www.alohaecuador.com

Fuente: PHARMA20.ES

Fotografías: INTERNET

Redes
Acerca de

ALOHA usa el ábaco como único elemento básico para la enseñanza de cálculos mentales.